Aprendiendo inglés naturalmente

¿Los niños son capaces de aprender inglés de una manera natural?, pues actualmente existen diversos cursos de inglés especiales para ellos, como Kids&Us y KidsBrain School; la base principal de estos cursos es su pedagogía mientra que su bandera es la inteligencia múltiple, porque no todos los niños son capaces de avanzar a un mismo nivel, la idea principal es conseguir la estimulación temprana por medio de programas un tanto específicos para niños desde 3 meses, por medio de música, juegos, arte plástico y demás actividades recreativas. A través del camino de la lógica, los niños desarrollan sus capacidades mentales cada día, en todas las clases se presenta como especie de un juego donde se trabaja el desarrollo de la agilidad mental, la coordinación ojo-manos o la seguridad de los pequeños.

Una vez que el niño se encuentra a gusto, este juega y aprende de una manera bastante natural, mientras que en los colegios el aprendizaje es un tanto más formal debido a que es todo lo que el profesor sabe. La filosofía general de esta clase de cursos es cubrir todas las carencias actuales, para ello deben erradicar su reto principal: que al niño le guste la idea de aprender inglés, cada vez que juegan el nivel de ansiedad cesa un poco, la comunicación va fluyendo, mientras que al mismo tiempo el interés crece y la concentración permanece; desde los primeros meses por medio de las clases vistas, todos los niños demuestran una alta capacidad de concentración, que no es fácilmente obtenido por medio de los métodos tradicionales.

A medida que pase el tiempo las familias van a poder notar avances en cuanto al nivel de inglés en los niños, además de cómo se comunican por medio de este idioma, sin embargo, se recomienda empezar con 4 años y no esperar a que sean completamente mayores, esto no es una cuestión solamente de edad, los profesores también valoran la relación que han tenido los niños por medio del inglés, tal es su esfuerzo que en grupos reducidos de máximo 8 niños, los profesores tienen tiempo suficiente para estar con cada uno de ellos y explicarles todo lo que necesiten. Los cursos de inglés que trabajan bajo esta condición tienen unas metodologías de aprendizaje bastante peculiares, tales como:

  1. Música: Esta es una pieza fundamental para educar niños desde los 3 meses hasta los 3 años, en estas clases los niños tienen la capacidad de desarrollar la estimulación temprana por lo cual los vínculos afectivos se fortalecen, los abuelos o padres acompañan a los más pequeños mientras descubren juntos la música, los sentidos y olores.

2. Experiencias: Se trata de una forma complementaria de aprender inglés, es idea para niños de 4 a 9 años; trabajan la curiosidad del niño desde la pedagogía del juego: cocina, manualidades o numerosos experimentos que se encuentran a la orden del día durante cada clase, en las cuales podrás practicar un vocabulario específico sin necesidad de seguir un temario o un libro, los padres tienen acceso a esta plataforma que controla todo lo que han trabajado en cada clase.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Black Hill 2017