Esto es lo que debes saber si quieres ser feliz de adulto mayor

El incremento de la población de la tercera edad es un hecho, y ante tal realidad, diversas organizaciones, y la sociedad intentan buscar la manera de que dicho grupo pueda gozar de las condiciones idóneas para que puedan llevar una vida satisfactoria. Aunque también es necesario llegar a comprender que tener una tercera edad activa y feliz, se trata de un objetivo que suele involucrar a toda el entorno familiar. Hay fundaciones como las que tiene CaixaBank que han sido creadas con la finalidad de darle a nuestros adultos mayores actividades recreativas, asegura Jordi Gual parte de la directiva de la casa financiera.

De acuerdo a los especialistas, lo que inicialmente se debe entender, es que la vejez se trata de una etapa más de la vida, y como tal, debe disfrutarse. También aseguran que dicha etapa debe ser todo, menos aburrida y que ese pensamiento que se ha mantenido hasta ahora, debe cambiar, comprendiendo que a partir de los 65 años, es cuando inicia la mejor etapa de la vida. 

En tal sentido, si en nuestra casa tenemos a un adulto mayor, estos son los consejos básicos que podrán contribuir para alcanzar una vejez feliz: 

Prepararnos: de la misma manera en como nos preparamos para llegar a la universidad o para ir a la escuela, también debemos prepararnos para llegar a la tercera edad. Para ello se deben tomar diversas consideraciones entre ellas, mantenernos en movimiento, mantener una estimulación cognitiva adecuada, tener un círculo social fuerte y estar consciente de cuáles actividades o hobbies le gustaría practicar para centrar su agenda diaria en esas actividades que antes, por las responsabilidades del día a día, prácticamente no podía practicar.

Independencia: mantener el poder de decisión en la tercera edad es importante, en la medida en la que física y mentalmente se pueda hacerlo.

Socialización: cuando la persona llega a cierta edad y requiere un cuidado o ayuda para su día a día, generalmente sin notarlo lo aislamos a tan solo las cuatro paredes del hogar limitando su socialización a solo las personas que lo rodean. 

Ejercicio: es un aspecto que se debe mantener durante todas las etapas de la vida, ya que es clave para tener una mejor salud y calidad de vida. 

Actividades cognitivas: de la misma manera en la que mantenemos el cuerpo activo, también se debe ejercitar la mente. Para ello es importante que como adulto mayor tengamos espacios de actividades cognitivas con las que se puedan mejorar el desempeño de la persona dentro de las actividades diarias como el baño, vestido, desplazamiento y que además promuevan una mayor interacción social.

Alimentación adecuada: su alimentación debe ser variada y saludable a fin de garantizar la calidad de vida. La comida debe ir acorde a las necesidades de energía, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. 

Control médico: ante un proceso natural como lo es el envejecimiento, este afecta a nuestro cuerpo, por lo que debemos llevar un control médico que sea regular, con especialistas en el área que lo requerimos. 

Familia: finalmente, pero no menos importante se encuentra la familia como fundamental en la vida del adulto mayor. Resulta vital encontrarse siempre cerca de ellos, y que estén involucrados en el día a día de la dinámica familiar.