La música como herramienta en el manejo del estrés

La música puede funcionar como una herramienta especial en el cuidado de los nuestros, no solamente sirve para ambientar una fiesta o disfrutar, también funciona como una estrategia terapéutica especial para el manejo de estrés, hoy vamos a hablarles de un tipo de música (o género), el cual puede conducirnos a una respuesta de relajación. Poder movernos al ritmo de música bailable a una tonada rápida, esto nos incita a aumentar la actividad física y hacer que el cuerpo produzca diferentes sustancias como las endorfinas, las cuales son llamadas comúnmente como hormonas de felicidad, a su vez el ejercicio aeróbico también nos permite sentirnos un poco más enérgicos y permanecer en un estado de alerta, pero para la mayoría de personas la música de pasos rápidos es capaz de relajarnos.  

El poder relajante de la música puede ser potenciado si se combina con baños de agua caliente, para algunos puede ser un problema monetario mantener agua caliente dentro de su grifería, sin embargo, existe un nuevo sistema llamado acumulador de agua caliente sanitaria (acs) o depósito de inercia, que permite mantener el agua a una temperatura elevada para que sea utilizada en cuanto se necesite, sin que sea necesario gastar grandes cantidades de dinero en un sustento energético. La música siempre nos permite relajarnos por medio de un proceso físico, por el cual numerosas vibraciones de origen diferente se ajustan hasta poder lograr un mismo ritmo; nuestro ritmo cardíaco puede lograr alcanzar valores normales, además como respuesta a la relajación provocada por la música, se disminuye la presión arterial.

Nosotros tenemos la habilidad de poder utilizar la vibración del sonido para poder alcanzar un pulso o ritmo cardíaco más lento, presión sanguínea un tanto más baja, mejorar la concentración, disminuir la tensión muscular, manejar el dolor, manejar el estrés, ansiedad y depresión, entre otros beneficios más. Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que conlleva utilizar a la música como un factor relajante, no todos los ritmos son aconsejables gracias al tiempo o a la velocidad con la cual se ejecuta una pieza musical, ya que el tempo determina la duración que tiene cada nota musical, cuando se desea alcanzar la relajación por medio de la música, es necesario que esta tenga un tempo de 60 a 80 golpes por minuto, parecido a el ritmo cardíaco normal.

Según varios expertos, la música de  Wolfgang Amadeus Mozart es una excelente opción, debido a que ya ha sido reconocida por más de 40 años como una música capaz de equilibrar nuestra energía además de crear una armonía excepcional con la mente y el cuerpo, esto es lo que se conoce como el “efecto Mozart” y por eso es recomendado para que las madres se la pongan a sus hijos mientras están durmiendo. Otra opción es una composición del trío británico de la música ambiental: Marconi Union, Weightless dura al menos 8 minutos y es considerado por muchos la canción más relajante a nivel mundial; esta canción se encuentra interpretada en piano, guitarra y sonidos que han sido manipulados en un tempo constante de 60 BPM, no posee melodías repetidas por lo cual quien lo escucha no anticipa los sonidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Black Hill 2017