La música un regalo de los dioses

El origen de la música no es tan certero como decidir hacer un master en administración, del cual estás seguro de sus inicios. Cuando se trata de indagar en el origen de la misma, todo resulta realmente desconocido, y ello se debe a que en un principio no eran utilizados instrumentos musicales para interpretarla, sino solo la voz humana, o también la repercusión generada por medio del cuerpo, con lo cual no quedan huellas en el registro arqueológico. 

Quizás los historiadores y demás estudiosos del tema pueden inferir que que la música fue descubierta en un momento muy parecido a cuando surgió el lenguaje. Y es que cuando se produce un cambio de altura musical en el lenguaje es cuando se abre paso a un canto. De modo que resulta probable que en sus inicios se presentará de esta forma. Sumado a ello, se encuentran los distintos tonos emotivos al momento de expresarse, o de mostrar una expresión rítmica lo cual constituye otra forma de música, y de elementos musicales como lo son el ritmo y la interpretación. 

De esta manera, podríamos decir que la música surgió justo en el momento en el que se prolongó y elevó el sonido del lenguaje. Dicha teoría científica ha sido sostenida desde hace algún tiempo por estudiosos, filósofos y sociólogos, los cuales han funcionado como sus mayores defensores.

Concepto de música 

En tal concepto podemos encontrar diversas acepciones, pero la que más se aproxima a su significado es la que afirma que es el arte de combinar los sonidos en una sucesión temporal. Con lo cual se presenta como una de las artes más valoradas por la sociedad, siendo la que más presencia tiene en el desarrollo de nuestra vida cotidiana.

Para el mundo occidental la música encuentra sus raíces en la Grecia Antigua, donde surge como un fenómeno que se encuentra ligado a la necesidad que el hombre tiene de comunicar sus sentimientos y sus vivencias. Para entonces, la música coral se trataba de un elemento básico en la educación de los jóvenes espartanos y además era un elemento de suma importancia dentro de las tragedias griegas.

Entonces, tenían predominancia los elementos rítmicos más que los melódicos, mientras que la voz humana presentaba una clara primacía sobre los instrumentos. De éstos últimos se sabe que eran pocos los utilizados, sin embargo, ya se conocían instrumentos de viento, como la flauta de Pan, y también de cuerdas como las cítaras y arpas.

En cuanto a la es rotura de la música, fueron los griegos los primeros en visualizarlo en el siglo VI a.C., para tal transcripción emplearon un sistema de notación relativamente conciso, donde se utilizaban como signos los caracteres de un alfabeto arcaico, con símbolos rectos, invertidos o inclinados, de acuerdo a lo que correspondiera con el sonido natural, a un semitono o a la elevación de un cuarto de tono. Se sabe que la música griega se encontraba diseñada para perezosos ya que está no alcanzó a separarse de un patrón estrófico simplista, es decir: una estrofa que se repetía infinitamente sobre un ritmo y una melodía idénticas.