Si los bajos son lo tuyo, aqui conoceras sus modelos y clasificación

La idea generalizada sobre este instrumento musical es que posee cuatro cuerdas, es eléctrico y tiene alguna semejanza con las guitarras, una que no tenemos idea de cuántos tipos de ellos existen. Decir “bajo” es generalizar sobre un instrumento con la idea de identificar todos los tipos de bajos que surgen a partir del contrabajo, más allá de sus características particularidades, construcción y/o sonido.

Criterios para hacer una clasificación de los tipos de bajos

En líneas generales, como mencionamos antes, no solemos distinguir o conocer, los diversos tipos de bajos y quizás es debido a que no estamos acostumbrados a ver una gran variedad guitarras: acústicas, españolas, eléctricas o semi acústicas. Sin importar la característica de cada uno de los modelos, del mismo modo que la guitarra, el bajo puede construirse con o sin componentes eléctricos. Siendo esta la característica principal con la que se puede afirmar que se pueden encontrar tres tipos de bajos:

  • Acústicos.
  • Eléctricos.
  • Electroacústicos.

En todo caso, podemos decir que existe una gran variedad de bajos, por lo que resultaría algo complicado realizar una clasificación debido a que muchos combinan las mismas características, pero con diferentes matices. Lo que podría conducirnos a categorías y subcategorías. De este modo, y para dar una respuesta a cuántos tipos de bajos pueden existir, en la actualidad se ha decidido hacer una doble clasificación:

  • Clasificación general de bajos
  • Clasificación de bajos eléctricos

Bajos acústicos: este se trata del más cercano y semejante a la guitarra acústica. Es un instrumento que no cuenta con amplificación ni ecualización electrónica, pero además, es más grande y su sonido es mucho más profundo y grave. Es un instrumento que destaca por una tonalidad que denota bastante presencia y fuerza acústica, y todo se debe a que su boca o roseta, pero también a que su cuerpo tienen un tamaño superior al de otros instrumentos de cuerda pulsada.

Bajos eléctricos: desde el momento en que fueron creados, le permitió a los bajistas tocar en horizontal cosa que es más cómodo, siendo además su transportación más sencilla. Pero de la misma forma, abrió la puerta de un mundo más amplio de posibilidades de técnicas y sonidos. Su principio es el mismo de la guitarra eléctrica en lo que respecta a su fabricación: se usan maderas, elementos electrónicos, y construcción, etc. Pero, están adaptados a sus características sonoras graves.

Bajos electroacústicos o semi acústicos: aunque el predominante es el eléctrico, no tiene por qué quedar de lado el acústico. Bien es cierto que surgen problemas en cuanto a volumen al momento de ser tocado en grupo, si nos gusta el sonido acústico, entonces se puede recurrir a un bajo electro-acústico: Este es un bajo que cuenta con todas las características del bajo acústico, y de forma adicional nos brinda la posibilidad de ser conectado a un amplificador. Una de las grandes ventajas de los bajos electroacústicos, es que suelen venir acompañados de un pequeño panel ecualizador de un lado de la misma manera en que es usada en algunas guitarras electroacústicas, con la idea de que se pueda modular algún aspecto de su sonido.